Convenio Marco

Sanidad, Industria y Red.es firman un convenio para impulsar en toda España la tarjeta sanitaria, la receta electrónica, la cita médica por Internet y la historia clínica electrónica

  • Ha sido suscrito esta mañana en la sede del Ministerio de Industria
  • Este convenio supone la puesta en marcha del Plan Avanza del Ministerio de Industria en el ámbito del Sistema Nacional de Salud y cuenta con una financiación estatal de 141 millones de euros
  • El proyecto se desarrollará y cofinanciará a través de la firma de convenios con las CC.AA. que lo deseen. Si se adhieren todas las Comunidades, su aportación ascendería a 111 millones, lo que sumado a la aportacion del Gobierno supondría una cuantía total de 252 millones de euros para el impulso de la “sanidad en línea"
  • El objetivo es mejorar la atención sanitaria que se presta a los ciudadanos, utilizando para ello las ventajas que aportan las nuevas tecnologías, y garantizar la movilidad geográfica de los pacientes por todo el territorio nacional
  • Se reforzará con 25 millones el nodo central del Sistema Nacional de Salud, ubicado en el Ministerio de Sanidad, que será el encargado de coordinar todas las actuaciones y de homogeneizar los datos a nivel estatal

Nota de prensa del 4 de octubre de 2005. La Ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, el Ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, y el presidente de la empresa pública Red.es, Francisco Ros, han firmado esta mañana un convenio de colaboración para dar un decidido impulso a la puesta en marcha en toda España de la denominada “sanidad en línea”.

Esta actuación, enmarcada en el Plan Avanza del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ayudará a la informatización completa de todo el sistema sanitario garantizando además la interconexión y la interoperabilidad entre los sistemas de información de las Comunidades Autónomas así como con el del Ministerio de Sanidad. Con ello se facilitará el desarrollo e implantación en todo el territorio de iniciativas como la tarjeta sanitaria, la receta electrónica, la cita médica por Internet y la historia clínica electrónica, que contribuirán a modernizar el sistema sanitario público, a mejorar de forma significativa la calidad de la asistencia que se presta a los ciudadanos y a facilitar la movilidad geográfica de éstos por todo el territorio nacional, garantizando así la cohesión del Sistema Nacional de Salud.

Para la puesta en marcha de todas estas actuaciones es imprescindible la colaboración de las Comunidades Autónomas. Por este motivo, y como desarrollo del convenio, Red.es les ofrecerá la posibilidad de suscribir convenios bilaterales específicos en los que se determinarán los compromisos que asuma cada comunidad y las cuantías a aportar, ya que todas las actuaciones que se desarrollen serán cofinanciadas entre el Gobierno central y las correspondientes autonomías.

El Gobierno destinará a este convenio un total de 141 millones de euros. Red.es pondrá a disposición del sistema sanitario un total de 140 millones, procedentes de los fondos del Plan Avanza, a los que se añadirán un millón de euros adicionales aportados por el Ministerio de Sanidad y Consumo. Por su parte, las Comunidades Autónomas en su conjunto, si se sumaran todas al convenio, aportarían otros 111 millones, con lo que la cifra total para la puesta en marcha de los programas previstos se elevaría a 252 millones de euros. Una parte de esta cantidad podrá recuperarse de los Fondos Feder de la Unión Europea.

El Ministerio de Sanidad y Consumo participará en el proceso de definición y concreción de las actuaciones que se desarrollen en cada Comunidad Autónoma, con el fin de asegurar la interoperatividad en todo el Sistema Nacional de Salud, y teniendo en cuenta en todo momento las actuaciones que éstas han ido desarrollando en este ámbito en los últimos años.

Además, el convenio prevé reforzar con 25 millones de euros el nodo central de información que, con sede en el Ministerio de Sanidad y Consumo, se constituirá en el núcleo esencial del sistema de información del SNS. De esta forma, se garantizará la homogeneización de los datos siguiendo unos estándares de calidad compartidos. Del mismo modo, este nodo central facilitará el intercambio rápido de información con otros países, especialmente con los pertenecientes a la Unión Europea.

Para el seguimiento y evaluación del convenio, se constituirá una Comisión de Seguimiento de la que formarán parte dos representantes del Ministerio de Sanidad y Consumo (uno de los cuales ejercerá la presidencia de la Comisión), un representante del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y otros dos representantes de Red.es. Esta comisión se reunirá, como mínimo, dos veces al año.

 

REFORZAR LA INTRANET SANITARIA NACIONAL

Las medidas contempladas en el convenio comenzarán por el refuerzo de la Intranet del Sistema Nacional de Salud, de cuya gestión se encarga el Ministerio de Sanidad y Consumo. Con ello se permitirá un mayor y mejor intercambio de información entre el Ministerio y las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas, tanto para la elaboración de indicadores sanitarios como para la gestión y seguimiento de la atención sanitaria de ciudadanos fuera de sus respectivas Comunidades Autónomas así como de los ciudadanos extranjeros. Del mismo modo, servirá también para el seguimiento epidemiológico y la coordinación de actuaciones de alerta sanitaria. Y todo ello garantizando la seguridad y confidencialidad de la información.

Para la puesta en marcha de todas las actuaciones contempladas en el convenio, Red.es colaborará con las Comunidades Autónomas en la dotación de todas las infraestructuras y medios técnicos necesarios (redes de comunicación, equipos informáticos, programas…) para permitir el uso de las nuevas aplicaciones y herramientas de gestión que se implanten.

 

NUEVOS SERVICIOS EN LÍNEA

El Gobierno y las Comunidades Autónomas trabajarán también de forma coordinada para desarrollar aplicaciones y servicios orientados tanto a los usuarios como a la mejora de la gestión de los centros sanitarios. Las Comunidades ya han puesto en marcha diferentes iniciativas para implantar el uso de las nuevas tecnologías en el ámbito sanitario, lo que ha conducido a que en la actualidad los niveles de desarrollo sean muy distintos e incluso, en algunos casos, se haya evolucionado hacia sistemas no compatibles entre sí.

Con el convenio firmado hoy, se pretende ayudar con fondos adicionales a las Comunidades Autónomas a alcanzar los objetivos que tienen marcados en este ámbito, garantizando al mismo tiempo la homogenización de todos estos esfuerzos en beneficio de la cohesión del Sistema Nacional de Salud.

Tarjeta Sanitaria.- Hoy por hoy, todos los ciudadanos disponen de una tarjeta sanitaria, expedida por el servicio de salud de su Comunidad Autónoma. Lo que se pretende ahora es impulsar decididamente que todas estas tarjetas sean compatibles entre sí, garantizando de este modo la interoperabilidad entre todas ellas, y que todas las Comunidades Autónomas compartan esta información a través de la base de datos común del SNS.

De esta forma, la tarjeta sanitaria, además de garantizar la identidad inequívoca de cada ciudadano dentro del Sistema Nacional de Salud, será la llave que permita, bajo las normas legales de confidencialidad y seguridad, acceder a la información clínica de cada paciente que se defina como relevante para su atención en cualquier punto del sistema.

Historia Clínica Electrónica.- Todas las Comunidades han iniciado, en mayor o menor medida, la informatización de sus historias clínicas. El convenio pretende apoyar la generalización de esta herramienta con el fin de mejorar la calidad de la asistencia a los ciudadanos y facilitar el trabajo de los profesionales sanitarios. Con ello será posible que los ciudadanos reciban atención en cualquier punto del Sistema Nacional de Salud con las mayores garantías de que aquellos profesionales que van a atenderlos disponen de la información más relevante que, sobre su salud, se encuentra recopilada en el sistema sanitario, lo que redundará en una mayor seguridad de los pacientes.

Receta electrónica.- La receta electrónica es uno de los proyectos considerados clave para impulsar el uso de las nuevas tecnologías en el sistema sanitario. Con la receta electrónica se liberará al médico de realizar simples actos administrativos de cumplimentación de recetas para la continuación de tratamientos que, según su criterio, no requieren revisión. De esta forma, se persigue poder describir en un solo acto y receta cuantos medicamentos estime necesarios para su paciente y en la cantidad que éste los necesite para cumplir la pauta y duración del tratamiento, algo que es especialmente importante para los pacientes crónicos, que no se verán obligados a acudir a su centro de salud con tanta frecuencia sólo para solicitar las recetas. Del mismo modo, los ciudadanos podrán obtener los medicamentos que necesiten en las redes de farmacia del Sistema Nacional de Salud, independientemente de la Comunidad en la que se haya recibido la prescripción. Por último, la receta electrónica será muy útil para fomentar el uso racional de los medicamentos, para combatir la venta de fármacos sin receta y evitar fraudes, y para mejorar la información acerca del consumo y el gasto farmacéutico.

Cita médica por Internet.- La posibilidad de concertar las citas a través de Internet, y desde el propio domicilio, o bien de utilizar sistemas como la cita electrónica por teléfono, contribuirá a agilizar sustancialmente la petición de citas y a reducir el número de desplazamientos de los pacientes a los centros sanitarios. Con este sistema, los ciudadanos tendrán acceso a través de Internet a la agenda de su médico y podrán seleccionar la fecha y hora de consulta que más se ajuste a sus necesidades. Del mismo modo, y utilizando esta misma tecnología, se podrían incluir también servicios como la solicitud y el envío de resultados de pruebas o informes al domicilio del paciente. La posibilidad de pedir cita médica a través de Internet ya existe en algunas Comunidades Autónomas, y se quiere ahora apoyar al resto de autonomías para su puesta en marcha en todo el Estado.

Telemedicina.- Se contempla también en el convenio el apoyo a las Comunidades Autónomas para que en sus planes estratégicos de atención sanitaria se implanten proyectos de telemedicina, tales como los sistemas de asistencia remota, teleconsulta y telediagnóstico. Estos proyectos serán especialmente útiles, por ejemplo, en atención domiciliaria o en casos de Comunidades con amplia dispersión geográfica de su población.

Sistemas de formación a distancia de los profesionales.- Con el fin de que los profesionales participen en el desarrollo de los proyectos incluidos en este convenio, se desarrollarán cursos de formación en Tecnologías de la Información y Comunicaciones para los profesionales involucrados en el proceso asistencial.

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador